Canciones por Letra

Corrido de los Combates de Celaya (b)

Dominio Público
Letra
El día veintitrés de abril
los combates principiaron
en la ciudad de Celaya,
los carrancistas triunfaron.
Un gran número de gente
que traiba Álvaro Obregón
fueron los que resguardaron
por todita la estación.
Los carrancistas adentro,
los villistas les cayeron,
les empiezan a hacer fuego
y los de adentro corrieron.
Les decía Álvaro Obregón:
-Ahora lo vamos a ver,
hoy me matan o los mato
o me quitan el poder.
Por el lado Salvatierra
se agarraron a balazos,
unos tiran con metralla
y otros puros cañonazos.
Por ese lado de Estrada,
el Becerro y San Juanico,
nomás sumaban las balas
y hasta se lamían el pico.
Por el lado de Apaseo
entró el general Urbina,
les ha quitado fortines
a tiro de carabina.
Por el lado de Santa Cruz
estaban posesionados,
allí fue donde acabaron
casi todos los rayados.
Les decía Álvaro Obregón:
-vámonos a pecho a tierra,
vamos a ver a ese Villa,
que dicen que es la pantera.
Decía Álvaro Obregón,
en su combate en Celaya:
-en tales como Francisco Villa,
a dirigir la campaña.
Llegaron las avanzadas
desde El Guaje hasta La Venta,
nomás se oía el tronadero
de máusser y treinta treinta.
¡Que viva Alfredo Elizondo,
es un gran gobernador!
¡Que viva Joaquín Amaro,
también su Estado Mayor!
Les echaron l' agua encima
para poderles ganar,
ahí fue donde los villistas
ya no pudieron pasar.
En la hacienda de Sarabia
tuvieron otro agarro,
ahí fue donde Pancho villa
los correteó hasta el panteón.
-Éntrale, Francisco Villa,
¿no querer están afamado?,
en la hacienda de Sarabia
corriste como un venado.
-Si no les corro me alcanzan,
me tumban el pantalón
y me llevan de la cola
como si fuera ratón.
Señores, tengan presente
lo que en Celaya pasó:
que el ejército villistas
casi todo se acabó.
Obregón decía a los yaquis:
-no tengan miedo que mueran;
muchachos, les aconsejo,
revivirán en su tierra.
Respondió soldado de ellos:
-no es cierto, mi general,
le escribí a un hermano muerto,
no me ha vuelto a contestar.
Todos los carabineros
y también la artillería
peleaban toda la noche
y también todito el día.
Pelearon los carrancistas,
pelearon sin compasión,
que a tres leguas de distancia
trascendía la corrupción.
Alrededor de Celaya,
estaba todo ajoyado,
donde estaban los Carranza,
todos bien afortinados.
Les decía Francisco Villa
por arriba de las Lomas:
-aquí les traigo a los hombres,
no tuzas escarbalonas.
Y decía los carrancistas:
-ahora de aquí no salemos,
que si llegan los villistas
aquí nos acabaremos.
Les decía Francisco Villa:
-vamos pa' fuerita ya,
a tirarlos a la orilla,
no ha tirarle a la ciudad.
En la hacienda de Santa Ana,
tres leguas lejos de León,
allí fue 'onde perdió el brazo
el general Obregón.
Ya con ésta me despido,
antes de que yo ya me vaya,
ya les canté a mis amigos
los combates de Celaya.
Opinones y Comentarios

¡Se el primero en Dejar un Comentario!

Video de Corrido de los Combates de Celaya (b)
No se encontraron videos
Mis Favoritas
No has agregado canciones
Votación
Comentar
Comenta la Canción

¿Qué te parece la canción?

¿Qué otras versiones conoces?

¿A quién se la dedicarías?

*Nombre:
*Mi comentario es: